sábado, 13 de octubre de 2012

Globalización y multiculturalidad: ¿realmente existen?


En la entrada publicada anteriormente comentaba a grandes rasgos el impacto que ha provocado este gran fenómeno que es Internet, el cual ha conseguido llegar a todo el mundo y a todas las personas, convirtiéndose en una herramienta indispensable en la vida de cualquier persona.
 
Pues bien, en la segunda clase de esta misma semana, se siguió hablando sobre Internet, pero centrándose en dos aspectos que, a día de hoy, están dando mucho de que hablar, la Globalización y la Multiculturalidad. Por ello, esta entrada la voy a dedicar a hacer una pequeña reflexión sobre dichos aspectos.
 
En primer lugar, me centraré en el primer aspecto mencionado, la Globalización, ya que ésta es consecuencia, en gran parte, del avance de las Nuevas Tecnologías, hasta el punto de que sin ello, la Globalización nunca hubiera llegado a consolidarse. Como todos sabemos, la Globalización  es un proceso económico, tecnológico, social y cultural, que consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo unificando sus mercados, sociedades y culturas, a través de una serie de transformaciones sociales, económicas y políticas que les dan un carácter global. Por lo tanto, es indispensable para que dicho proceso se lleve a cabo, es decir, para que se pueda producir esa comunicación entre los distintos procesos, la existencia de una herramienta que lo haga posible, Internet. En la entrada publicada anteriormente, ya comentaba todas las posibilidades que ofrece Internet y lo necesario que es actualmente en nuestra sociedad, por lo que ahora me gustaría profundizar más en ese fenómeno consecuente de Internet, la Globalización. Es cierto, que dicho fenómeno ha producido un gran auge y un veloz avance en nuestra sociedad, ya que trata de crear un vínculo de unión entre todos los países, de manera que podamos estar comunicados en todo momento y conocer todo lo que sucede en el resto del mundo, en lugar de vivir con seres individuales en escenarios independientes. Sin embargo, este tema ha abierto grandes frentes en la actualidad, ya que la realidad no es tan ideal como se pretende con dicho fenómeno. Está claro que son muchos los beneficios que se han conseguido gracias a la Globalización, como una expansión mundial del comercio, el libre mercado,   o un enriquecimiento intelectual a nivel mundial, sin embargo, todo esto no es tan positivo para todo el mundo. Como se nos comentaba en clase, la Globalización crea un nuevo tipo de relación comercial que es ventajoso para unos pero no tanto para otros, esto es, los países más desarrollados obtienen mayores beneficios que los menos desarrollados. Por tanto, aunque la Globalización se puede concebir como una iniciativa que buscaba una serie de ventajas para todos, parece ser que la realidad no es tan perfecta como se desea, ya que siguen existiendo diversas desigualdades, no solo entre los distintos países, si no también entre los integrantes de n mismo país. A pesar de ello, considero que el conseguir la igualdad a nivel mundial es algo muy complicado, por no decir, imposible, ya que siempre existirán países más desarrollados que otros, al igual que diferentes clases sociales dentro de un mismo país. Por lo que desde mi punto de vista, no puedo afirmar que el fenómeno de la Globalización sea algo negativo, ya que, como comentaba anteriormente, son muchos los aspectos que se han favorecido gracias a dicho fenómeno, de manera que son diversas las ventajas que se han obtenido a nivel mundial, a pesar de que siga existiendo una desigual distribución en cuanto al nivel de vida.
 
Por otro lado, el otro aspecto al que se hizo mención, como ya explicaba anteriormente, se trata de la Multiculturalidad. Pues bien, como todos conocemos, la multiculturalidad hace referencia a la existencia de diversas culturas que habitan en un mismo espacio geográfico, aunque sin influir las unas sobre las otras, viviendo vidas paralelas. Se trata de que todas las culturas podamos convivir, sin problemas y que nos respetemos los unos a los otros, independientemente de la raza, los valores, los ideales…Sin embargo, qué es el multiculturalismo considero que es algo que todos tenemos bastante claro, por lo que me gustaría poner en debate sería si en la realidad esto sucede así cien por cien.
 
Desde mi humilde punto de vista, considero que a pesar de que se hable continuamente de multiculturalidad, ésta realmente no existe. Actualmente, es cierto que hemos cambiado mucho, que somos más tolerables y que vemos las cosas de un modo muy distinto a como lo hacíamos antes. Aún así, son muchos los prejuicios que siguen existiendo en nuestra mentalidad, lo que impide que dicha multiculturalidad pueda llevarse a cabo al cien por cien. Nosotros consideramos que nuestros valores son los buenos, los que valen, de manera que prejuzgamos los valores del resto de culturas, sin pararnos a pensar que para ellos, sus valores son los correctos, los que valen. Entonces,  ¿cómo sabemos realmente cuales son los valores buenos y cuales son los no tan buenos? Esto es algo imposible de responder, ya que cada cultura siempre apostará por sus valores y nunca se podrá decantar por unos valores o por otros. Considero, que ello es lo que impide el respeto mutuo entre las culturas. A pesar de ello, esto no quiere decir que me esté justificando, ya que el no considerar los valores de las demás culturas como buenos, no quiere decir que no se deba respectar al otro. Como decía anteriormente, lo ideal sería que todos nos respetásemos, independientemente de la raza, los valores, la cultura….ya que sería la única forma que haría posible el vivir en paz.
 

Sin embargo, ello no quiere decir que sea un proceso fácil, ya que yo misma soy la primera que no entiendo costumbres que tienen en otras culturas, sobre todo en lo referente al trato a la mujer, y he de reconocer que, en muchas ocasiones, he prejuzgado esos hechos, ya que en base a mis valores, resultan impensables. Por ello, es necesario que todos pongamos de nuestra parte si queremos que esta multiculturalidad sea posible, ya que tanto nosotros debemos respetar los valores de las culturas extremadamente diferentes a nosotros como ellos deben respetar los nuestros. No se trata de inculcar nuestros valores a los demás o los demás a nosotros, no se trata de establecer una gama de valores única, sino de respetar a todos y cada uno, lo cual permita una convivencia en paz. Ahora, dejo abierta una cuestión a la que me gustaría que respondierais, realmente ¿creéis que es posible alcanzar dicha multiculturalidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada